Hábitos peligrosos y una mala pasada

Por Eugenio Pérez Almarales

Mucho ha perdido la cultura cubana con la casi extinción de los pregones, de aquellos de buen gusto y picardía criolla, pensaba mientras un señor flaco y desaliñado voceaba por la calle Pio Rosado, en Bayamo: “Diiiipirona, Piiiiiiroxicam…”

Pero no es ese el peor de los efectos de las peligrosas prácticas de consumo irracional de medicamentos, desde una “simple” Duralgina hasta Viagra y sus similares, de las cuales existen en el mundo unos 27 millones de consumidores, sin reparar en que una supuesta fogosa noche puede terminar en desgracia. Continuar leyendo “Hábitos peligrosos y una mala pasada”

Gentilicios y personajes

Por Eugenio Pérez Almarales

Ya pasó tiempo suficiente y se hizo nuestro y cercano lo que alguna vez provocó airadas reacciones, como cuando Lucas Rosales, ilustre hijo de Santa Rita, apostó en varias esquinas, con recipientes llenos de huevos hueros, a improvisados “fusileros”. Continuar leyendo “Gentilicios y personajes”

Nuncio de felicidad

Por Eugenio Pérez Almarales

 Hacer feliz a las personas, siéndolo también él, parece uno de los objetivos de vida de un singular personaje de la prensa y de Bayamo: Manuel Lauredo Román.

En tal empeño, y a su manera sin par, un lugar de privilegio reservó siempre a doña Rafaela Román Garcerán, su mamá, a quien cuidó -junto a la esposa- hasta el final de su larga existencia. Continuar leyendo “Nuncio de felicidad”

Las alturas de Ernesto

Por Eugenio Pérez Almarales 

En Chicolongo, intrincado sitio de la Sierra Maestra, nació mi amigo Ernesto Pérez Espinosa, quien, pese sucesivas mudanzas, siempre rumbo a “la placa”, sigue siendo un guajiro bueno y bromista.

Ernesto, que vino al mundo a casi 900 metros sobre el nivel medio del mar y a más de 20 kilómetros de la cabecera municipal de Guisa, no ha podido –ni quiere- olvidar sus raíces, su cultura. Continuar leyendo “Las alturas de Ernesto”

Oficio de ángel

Por Eugenio Pérez Almarales

Pocas cosas son tan gratificantes para un periodista como saber que sus escritos y el medio para el cual trabaja tienen seguidores; por eso la insistencia de aquel hombre hizo crecer el pecho de mi colega, en tarde de plática de barrio. Continuar leyendo “Oficio de ángel”

De mentiras y mentirosos

Por Eugenio Pérez Almarales

Un mentiroso carece no solo de credibilidad, sino del más elemental respeto de sus congéneres; merecer tal epíteto es como enterrarse en vida socialmente.

Sin embargo, no podemos afirmar que todo el que miente en alguna ocasión es un mentiroso. Llegar a una clasificación correcta depende de varias cosas, entre ellas, de la frecuencia, circunstancias y de los propósitos con que se hace.
Continuar leyendo “De mentiras y mentirosos”

Venganza a crédito

Por Eugenio Pérez Almarales
Todo indica que fue en 1946, pues coincide que el 11 de enero fue viernes -tal como en la familia se recuerda el hecho- y la protagonista del dislate tenía poco menos de tres años de edad.

Un tío, querido y respetado, falleció de un fulminante ataque al corazón, y la parentela se reunió en la casa del difunto, en un sitio rural de Jiguaní. El llanto inconsolable de la viuda y el sufrimiento de familiares y amigos hacían de la velada una solemne y desgarradora reunión.

La pequeña logró que la levantaran sobre el ataúd, y al ver el cadáver, con un paño ajustando su mandíbula inferior, para mantenerle la boca cerrada, recordó las imágenes de los comics de la época, y gritó: “¡Mamá, tío no se murió del corazón, se murió de paperas!”.

Continuar leyendo “Venganza a crédito”

Ética y subsistencia

Por Eugenio Pérez Almarales

Al “derecho” del hombre a matar animales para su alimentación no le faltan opositores. Es antiguo el debate entre lo ético y lo necesario de hacer postas de aquellos, que, por desgracia, no saben -¿o no pueden?- defenderse de sus máximos depredadores, es decir, de nosotros.

Continuar leyendo “Ética y subsistencia”

Cuestión de etiqueta

Por Eugenio Pérez Almarales

En artículos y manuales de protocolo, ceremonial y buenas maneras, asocian la palabra etiqueta con el buen vestir y el comportamiento grácil y gentil, a la demostración del “esmalte de la educación”, como dice el venezolano Manuel Antonio Carreño (1812-1874), autor del más conocido libro sobre el asunto.

Continuar leyendo “Cuestión de etiqueta”