Miedo no, cordura y pensamiento

Por Eugenio Pérez Almarales

Los estudios acerca del consumo cultural son amplios y diversos, sin embargo, en nuestra realidad apreciamos que abundan indagaciones, por ejemplo, en torno a qué instituciones del sector de la Cultura prefieren determinados grupos humanos, generalmente por edades, lo cual, si bien no es despreciable, no lo considero vital. Continuar leyendo “Miedo no, cordura y pensamiento”

Anuncios

El periodismo no ha muerto, ni morirá

Por Eugenio Pérez Almarales

Hombres y mujeres asistimos, en ocasiones, a acontecimientos trascendentales de la historia, sin percatarnos de ello. Quizás ni el propio Gutemberg tuvo conciencia plena de cuánto aportaría al desarrollo de la humanidad con sus tipos móviles. Continuar leyendo “El periodismo no ha muerto, ni morirá”

INTEGRAN EN LA HABANA, CUBA, COMITE PRO LIBERTAD ANA BELEN

Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones

Esta mujer se encuentra encarcelada en los Estados Unidos por razones ideologicas, dicen sus defensores

“El dolor del presidio es el más rudo, el más devastador de los dolores, el que mata la inteligencia y seca el alma, y deja en ella huellas que no se borrarán jamás.” José Martí

¿Saben quién es Ana Belén Montes?, preguntan los amigos de la compañera secuestrada por EEUU.

Nacida en la Alemania Occidental el 28 de febrero de 1957, puertorriqueña de ciudadanía norteamericana, y funcionaria GS-14 de la Agencia de Inteligencia para la Defensa, DIA, fue condenada como “espía” por alertar a Cuba de los planes agresivos que se preparaban contra el pueblo cubano, algo que no afectó la seguridad nacional de su país ni puso en peligro vidas inocentes.

En 1979, a los 22 años, la Universidad de Virginia le concedió una licenciatura en relaciones internacionales. Posteriormente logró una…

Ver la entrada original 1.410 palabras más

Brindis por la vida en el Cabo de la Santa Cruz

Por Eugenio Pérez Almarales
Fotos: Luis Carlos Palacios Leyva

Nombrado por Cristóbal Colón “Cabo de la Santa Cruz”, al encontrarlo, hace más de medio milenio, el día tres de mayo de 1494, el promontorio continúa deslumbrando forasteros y fundiendo su suelo rocoso con las raíces de los pobladores, muchos de ellos dedicados a la pesca.

Incluso, el cálido mar Caribe es patio de muchas viviendas de pescadores, para quienes resulta imposible renunciar a las apetecidas langostas, a los ostiones del mangle, a los cangrejos, que en la noche pasean por la zona con sus muelas en guardia, al vuelo silencioso y elegante de las gaviotas.  Continuar leyendo “Brindis por la vida en el Cabo de la Santa Cruz”