EL HERMOSO GESTO DE UNA PERIODISTA CUBANA…

Aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones

Arletis Saragoza Expósito es una periodista cubana natural de San German, provincia de Holguin. Ha conmovido su gesto para rendirle honor a Fidel. Ella conto la historia en su pagina de Facebook y Trinchera la reproduce porque en ella se ve multiplicado el amor que las cubanas y los cubanos sienten por el Comandante fallecido.

 

Y de pronto ayer, cerca de la una de la tarde recordé que en mi casa no había rosas… ¿y qué hago entonces?

Llevaba un día y medio viendo desfilar las más hermosas y humildes flores, las cultivadas en jardines, las arrancadas al pasar, las fabricadas con desvelo, naylon o papel… había visto tanto hermoso, que no podía pasar ante la imagen de Fidel sin llevar una flor para el adiós.

Ver la entrada original 95 palabras más

Frases y circunstancias

A PROPÓSITO DEL ANIVERSARIO 40 DEL PODER POPULAR
Por Eugenio Pérez Almarales

Una frase expresada un día, en circunstancias particulares, es, pasado el tiempo, evocación de toda una época.  Algunas de esas expresiones y sus circunstancias han vuelto a mi memoria.

Mi padre, de cuna humildísima, “pero honrada”, como solían decir mis ancestros, se forjó en la rudeza de los platos vacíos, de lustrar calzado para que la familia no sucumbiera de inanición: “Señor, ¿un pañazo?”, decía, muy niño, cajón al hombro, en su natal Victoria de Las Tunas. Continuar leyendo “Frases y circunstancias”

¡Nos vemos en los 80!

cuando_me_toque_caerA propósito del aniversario 40 del Poder Popular en Jiguaní

Por Eugenio Pérez Almarales

Por una nota de mi colega Esteban Félix Rivero Fajardo publicada en Facebook, supe de la sesión solemne de la asamblea municipal del Poder Popular de Jiguaní, donde se reencontraron delegados emblemáticos, como Lolo (de las Minas De Charco Redondo) y Chemen (de Dos Ríos), con dirigentes del órgano de gobierno de (casi) todos los mandatos.

Me habría alegrado poder saludarlos y recordar aquellos años de la década de los 90 del pasado siglo, cuando sobrevivir era ya un mérito, pero no faltaron voluntad, iniciativa, entrega…; cuando nos empeñamos en construir, aunque no hubiera materiales tradicionales, y aparecieron fórmulas para sobreponernos al hambre, a la carencia de combustibles para cocinar (lo hacía con vainas y ramas de flamboyán, soplillo y yescas hasta de mango); surgieron alternativas alimentarias, como los platos elaborados con los llamados extensores y repartíamos tiquets para comer, todos por igual, en la fonda de Santa Rita, las pocas raciones de “fibra” de que disponíamos. Continuar leyendo “¡Nos vemos en los 80!”