Luces y sombras

Por Eugenio Pérez Almarales

El rostro canoso, de peinado impecable, con raya al medio y blanco candado, que aparece por estos días en Internet, no se parece mucho al Pierre Richard al que entrevisté hace 25 años en Santiago de Cuba, ni provocaría hoy el revuelo de entonces al caminar por calles cubanas. La fama también es relativa.
Continuar leyendo “Luces y sombras”