Pasión, razones, casualidades

Por Eugenio Pérez Almarales

No sé si deber mi origen a una bicicleta haya sido bueno o malo. Quizá por eso no he mejorado mucho en cuanto a medio de transporte, pero no me quejo del destino, de ser fruto de una historia de amor que tiene ya más de medio siglo. Continuar leyendo “Pasión, razones, casualidades”

Mi primer oficio

Por Eugenio Pérez Almarales

Si algo distingue al campesino cubano y a la mayoría de la gente de antaño que conozco es su manera afectuosa y cortés de tratar a las personas, sin que tales virtudes estén, necesariamente, ligadas a altos estudios.

La cortesía, urbanidad y el respeto a los demás son cuali-dades que dicen mucho de lo que cada cual lleva dentro, y no pueden faltar a quien pretenda considerarse culto.
Continuar leyendo “Mi primer oficio”