Recuerdan toma de Santa Rita por el Generalísimo Máximo Gómez

Por Eugenio Pérez Almarales

La toma por el Generalísimo Máximo Gómez Báez, del poblado de Santa Rita, en la actual provincia de Granma, será recordado este jueves por pobladores de ese sitio del municipio de Jiguaní, al cumplirse 147 de la acción.

El histórico suceso se produjo alrededor del mediodía del 30 de marzo de 1870, cuando la tropa mambisa encabezada por Gómez atacó el caserío, tomó sus dos tiendas, ocasionó seis bajas al enemigo e incendió la aldea.

Los insurrectos continuaron la marcha sobre Calabazar, Las Cabezas y Las Cajitas, al noreste de Santa Rita, y al concluir el día habían sumado medio centenar de nuevos combatientes.

Tales acciones fueron relevantes en la Guerra de los Diez años, pues con ellas reiniciaron los combates en un territorio que los españoles consideraban pacificado.

Además, en la zona, cercana a Charco Redondo, protegieron a centenares de familias, rechazaron al enemigo y ajusticiaron traidores.

El Poblado de Santa Rita de Casia fue fundado el 8 de septiembre de 1853; Donato Mármol y Calixto García lo tomaron el 13 de octubre de 1868, tres días después del alzamiento en La Demajagua.

Entre los más sobresalientes hijos de la región destacan Jesús Sablón Moreno (Jesús Rabí), quien alcanzó el grado de Mayor General del Ejército Libertador.

Máximo Gómez nació el 18 Noviembre del 1836 en Baní, localidad situada a unos 65 kilómetros al oeste de la ciudad de Santo Domingo, en la República Dominicana, emigró a Cuba en 1865 y se incorporó al Ejército Libertador en El Dátil, lugar cercano a Bayamo, poco después del alzamiento liderado por Carlos Manuel de Céspedes.

El 4 de noviembre del propio año, Gómez encabezó, en Pinos de Baire, la primera carga al machete, manera de combatir que provocó pánico en las filas del ejército colonialista español.

Poco más de dos meses después de la toma de Santa Rita, Máximo Gómez se unió en matrimonio con la jiguanisera Bernarda del Toro Pelegrín, el 4 de junio del 1870, en ceremonia conducida por un prefecto cubano, en un rancho de yaguas y guano, con Salvador Cisneros Betancourt y Fernando Figueredo Socarrás como testigos.

Del matrimonio nacieron 11 hijos, entre   ellos Panchito, quien cayó en combate junto al Mayor General Antonio Maceo, con el grado de capitán, a los 20 años de edad.

El Generalísimo escribió una ejemplar hoja de servicios a la causa de la independencia, en la dirección de las acciones militares de las fuerzas insurrectas, de las cuales fue su máximo jefe desde el 8 de julio de 1873, y falleció en La Habana, el 17 de junio de 1905.
Santa-Rita-Granma-Cuba-05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s